Última Hora

La “troika de tiranías”

El periódico The Washington Post publicó el sábado pasado un artículo de Josh Rogin, su comentarista de política internacional y seguridad nacional, sobre el discurso que pronunció el viernes en Miami el señor John Bolton, asesor de Seguridad Nacional del presidente Trump.

Bolton anunció más severas sanciones a las dictaduras de Cuba, Venezuela y Nicaragua, a las que se refirió con duros calificativos. Al respecto Rogin señala que así como el gobierno de George Bush tenía su “eje del mal”, “ahora el gobierno de Trump ha acuñado el término ‘troika de las tiranías’ para describir al grupo de dictadores opresivos de América Latina que se compromete a enfrentar”.

Sostiene el comentarista de The Washington Post, que “la administración (del presidente Trump) tiene razón al denunciar los crímenes de los líderes de Cuba, Venezuela y Nicaragua”. Pero advierte que “queda por verse si la Casa Blanca puede ofrecer una estrategia integral para acompañar la retórica”.

Expertos consultados por el mismo Josh Rogin le “dijeron que la prueba será si la administración de Trump puede mantener el enfoque y seguir adelante con resultados reales”. Menciona personalmente a Moisés Naím, antiguo ministro de Industria y Comercio de Venezuela, quien aseguró: “Es cierto lo que dicen que estos (Cuba, Venezuela y Nicaragua) son tres regímenes que son horribles y merecen ser tratados como parias, pero nada (de las sanciones) ha funcionado hasta ahora”.

Rogin agrega por su cuenta que el sello “troika de las tiranías” de Bolton no resolverá nada por sí mismo. Pero si se sigue con una estrategia real, dice, “podría ser el comienzo de lo que se necesita para evitar que los Estados fallidos de América Latina arrastren al resto del hemisferio con ellos”.

El escepticismo es justificado, si se considera que la tiranía comunista de Cuba ha sido sancionada por los EE. UU. desde los años sesenta del siglo pasado; que sobre la dictadura venezolana han caído muchas sanciones en los últimos años (aunque EE. UU. le sigue comprando petróleo y pagándolo de contado); y a la dictadura de Daniel Ortega ya se le ha aplicado la Ley Global Magnitsky en cuatro de sus representantes más conspicuos, sin que esto la haya debilitado ni disuadido en nada.

Es que los dictadores mesiánicos y totalitarios creen que cuando toman el poder se terminó la historia, que ellos son los dueños de sus países para siempre y pueden heredarlos a sus familiares y compinches de partido. Y con tal de mantenerse en el poder cometen cualquiera clase de brutalidad, incluso crímenes de lesa humanidad y genocidio como ha ocurrido recientemente en Nicaragua.

Sin embargo, de acuerdo con la regla política de que la cadena se rompe por el eslabón más débil, es posible que alguna de las tiranías de la troika sea más vulnerable que las demás, y caiga —o se le haga caer— en el corto plazo.

La entrada La “troika de tiranías” aparece primero en La Prensa.

“Quiero los huesitos de mis hijos”. El clamor de Elea Valle a un año de la masacre en La Cruz de Río Grande

A un año de la brutal masacre ocurrida en la comunidad San Pablo 22, en La Cruz de Río Grande, Elea Valle sigue clamando por justicia.

“Ya ha pasado mucho tiempo y sé que ya sus cuerpecitos no existen, pero yo les pido a estos señores del Gobierno que me entreguen los huesitos de mis hijitos y poderles dar cristiana sepultura, y no que estén allí tirados en una fosa común”, expresó la campesina con voz entrecortada.

El 12 de noviembre de 2017, tropas del Ejército perpetraron una masacre en esa comunidad, en la que fallecieron seis personas, entre estas un niño de 12 años y su hermana de 16 años, junto a su padre, quien dirigía una agrupación armada que luchaba contra el régimen de Daniel Ortega, por estar en desacuerdo ante las violaciones a los derechos humanos y el Estado de derecho.

Lea además: Elea Valle se suma a marcha de las flores en solidaridad con madres de asesinados

Desde entonces, sus cuerpos no han sido exhumados.

El Ejército en su momento expresó que se trataba de una “agrupación delincuencial”.

Horas después de la masacre, los seis cuerpos mutilados fueron lanzados en una fosa común y siguen ahí, pese a que la Policía Orteguista dijo públicamente que exhumarían los cuerpos para entregárselos a doña Elea Valle.

“Ahorita el día de los finados (2 de noviembre, Día de los Santos Difuntos), lloré, deseaba ir corriendo donde están mis niños para ir a dejarles unos ramos de flores. No es justo. Yo solo deseo me entreguen sus huesitos y llevarlos a enterrar a una tumba”, afirmó Valle.

Buscando justicia

Tras la masacre, las organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales se unieron al dolor de Valle, acompañándola en su demanda de justicia y para que le entregaran los cuerpos de sus hijos, pero todo ha sido en vano.

Puede leer: CIDH otorga medidas de protección a Elea Valle

“Yo anduve tantas veces en Plaza El Sol (oficinas centrales de la Policía Orteguista), pidiendo, implorando, me entregaran los cuerpos de mis hijos y de mi esposo. Nunca se me escuchó, pese a tanto dolor y tanto apoyo de mucha gente que me acompañó”, añade Valle, quien actualmente vive enferma en las montañas de Matagalpa.

Según Valle, desde los sucesos de abril no ha podido continuar gestionando que le entreguen los cuerpos de sus hijos, pero esta vez, señala, por miedo a que la detengan por gusto.

“Me han dicho que vaya de nuevo a Plaza El Sol, pero desde lo que ha venido sucediendo desde abril, la Policía no respeta a nadie, ni a ancianos ni a niños y la verdad hasta miedo me da ir”, detalló Valle.

Para esta campesina el tiempo para seguir reclamando justicia o al menos lograr que le entreguen los cuerpos de sus hijos será infinito.

“Yo no me canso de pensar en ellos, de no verlos… irlos a sacar e irlos a enterrar a un cementerio. Aunque sea con los huesitos me conformaría. Ellos ese día andaban viendo a su padre. Yo les pido que por favor me los entreguen para ponerles flores y orar ahí”, reiteró Valle.

También: Madre de menores masacrados por el Ejército afirma que “Gobierno miente” sobre sus hijos

Ella asegura a LA PRENSA que regresará a Managua para volver a pedir a las autoridades la entrega de los cuerpos: “Yo no puedo rendirme. Son mis hijos y aunque sean los huesitos que me entreguen yo me conformo para echarlos a un ataúd para enterrarlos”.

Los testimonios de los habitantes de la comunidad San Pablo 22, lugar de la masacre, constatan la brutalidad de la masacre perpetrada por el Ejército.

Elea Valle tuvo que huir de la zona, adonde no ha vuelto nunca más por temor a ser asesinada.

Lea: La tragedia de Elea Valle, madre de dos menores masacrados por el Ejército

“Yo he querido ir a ver a mis niños a esa fosa, pero la gente me dice que no vaya porque en el camino me podrían asesinar, entonces no he ido por miedo”, confiesa la campesina.

Aquella masacre

Aproximadamente a las 5:00 de la mañana del domingo 12 de noviembre de 2017, el Ejército emboscó a un grupo de personas donde iba Rafael Pérez Dávila, alias comandante Colocho, en la comunidad San Pablo 22, en La Cruz de Río Grande (RACCS). Murieron seis personas, entre ellas Colocho, su hermano Francisco Pérez, el Charrito, así como los hijos de este último, Yojeisel Elízabeth, de 16 años de edad y Francisco Alexander, de 12.

La entrada “Quiero los huesitos de mis hijos”. El clamor de Elea Valle a un año de la masacre en La Cruz de Río Grande aparece primero en La Prensa.

Retardación de justicia en apelaciones de reos políticos

Han pasado casi dos meses desde que los abogados de Brandon Lovo y Glen Slate —primeros condenados por el régimen de Daniel Ortega por protestar en su contra—, interpusieron escritos de apelación rechazando la sentencia que los condenó por el atribuido asesinato del periodista Ángel Gahona, y aún siguen esperando fecha para audiencia en el Tribunal de Apelaciones de Managua.

Según abogados penalistas y familiares de los enjuiciados, esta actitud judicial corresponde a una clara retardación de justicia de parte del poder judicial, violando el principio de celeridad procesal contemplado en el Código Procesal Penal de Nicaragua (CPP).

Los escritos de apelación se presentaron el 10 de septiembre contra la sentencia condenatoria que dictó el juez Ernesto Rodríguez, titular del Juzgado Sexto Distrito Penal de Juicio de Managua en agosto pasado.

Ambos recursos de apelación rechazan las violaciones a los derechos constitucionales de los procesados, así como la inobservancia al debido proceso, pues consideran que el juez en primera instancia condenó sin pruebas a los jóvenes, sin embargo, el expediente está trabado, expresó Maynor Curtis, una de las defensas en el caso Gahona.

Lea el reportaje: Los perseguidos del orteguismo

El principio de celeridad procesal está estipulado en el artículo 8 del CPP y ordena que jueces y Ministerio Público en sus actuaciones harán prevalecer, bajo su responsabilidad, la realización pronta, transparente y efectiva de la justicia. “Toda persona acusada en un proceso penal tiene derecho a obtener una resolución en un plazo razonable, sin formalismos que perturben sus garantías constitucionales”, se lee en dicha normativa.

Más casos en espera

Otro de los casos de presos políticos que esperan por audiencia de apelación es el de los promotores de derechos humanos de Sébaco condenados a 13 años de cárcel, por los delitos de homicidio frustrado en contra de concejales orteguistas y por supuestas amenazas contra trabajadores estatales que no estaban de acuerdo con un tranque que se levantó en la comunidad El Quebracho, en Boaco.

Lea también: Policía Orteguista oculta el paradero de varios detenidos

La juez Nancy Aguirre, titular del Juzgado Décimo Distrito Penal de Juicio de Managua, dictó sentencia el 7 de septiembre. La apelación de este caso fue presentada a inicios de octubre y aún no tiene fecha para audiencia, refirieron sus defensas.

Por otra parte, la abogada Yonarqui Martínez también tiene siete casos pendientes en apelación en Managua y Jinotepe, y aún sigue esperando audiencia. Entre estos casos están tres manifestantes condenados a seis y ocho años de cárcel por participar en la marcha “Juntos somos un volcán”.

Puede leer: Tres miembros de una sola familia de Estelí acusados por “terrorismo”

También está en proceso de apelación el caso de los jóvenes Guillermo Sobalvarro Oporta y Albert Einstein Monroe, declarados no culpables del supuesto robo en la casa del comisionado orteguista Juan Valle Valle, jefe de Tránsito de Managua.

En este caso los muchachos tienen orden de libertad desde el 8 de octubre y a la fecha llevaban 28 días de detención ilegal.

Además: Familiares de presos políticos denuncian casos de torturas en cárceles de Nicaragua

Según el abogado Curtis, el poder judicial está violando en estos casos el artículo 34 de la Constitución Política de Nicaragua, sobre los derechos de los reos, específicamente el numeral ocho y nueve, referente al derecho de recurrir ante un tribunal superior a fin de que sea revisado su caso y a que se le dicte sentencia dentro de los términos legales en cada una de las instancias del proceso.

Venganza política

Para el abogado, Nelson Cortez, es evidente la retardación de justicia en dichos casos y deja en evidencia “la ineficiencia del poder judicial que está atendiendo temas políticos que no le corresponden antes de atender su propia naturaleza que es la resolución de las causas judiciales, garantizar el acceso a la justicia y establecer una justicia pronta”.

Lea además: Catedral de Managua cierra sus puertas a protestas de autoconvocados

Mientras en el contexto político, el abogado considera que los presos políticos son una carta de negociación. “Aunque haya una aparente calma en la lucha cívica, el régimen está claro que esto es una bomba de tiempo, que después puede existir una fase donde obligatoriamente tengan que sentarse a negociar y una de las cartas de negociación son los presos políticos”, dijo Cortez.

El abogado agregó que incluso los reos políticos “se pueden ver como pre-requisitos para ambas partes antes de sentarse a una negociación. El pueblo demandante exigirá la liberación de los presos políticos, entonces por eso el régimen prefiere no tenerlos con condenas firmes, pero los tiene a su disposición y jugar esa carta cuando le convenga, para eso utiliza al poder judicial”, recalcó el penalista.

La entrada Retardación de justicia en apelaciones de reos políticos aparece primero en La Prensa.

Chapman, Arenado y Molina encabezan a ganaron de Guantes de Oro

En la tercera base está probablemente el mejor jugador defensivo del beisbol y no crean que muchos lo dicen únicamente por Nolan Arenado, sino también por Matt Chapman, quien cifras en mano fue el más brillante defensor de este año.

También sobresale el receptor Yaider Molina, con su noveno guante, metido entre los mejores de la historia.

Esta es la lista de los ganadores del Guante de Oro de esta temporada:

Lea además: Noviembre, mes de premios en las Grandes Ligas

Liga Nacional

Primera base: Freddie Freeman y Antonhy Rizzo compartieron el premio.

Segunda: DJ LeMahieu ganó su tercer guante, encima de Kolten Wong y Javier Báez, quienes parecían estar encima.

Short: Nick Ahmed figura por primera vez, gracias a sus 21 carreras salvadas, líder en esta posición.

Tercera: No hay forma de quitarle el premio a Nolan Arenado, quien lo ha ganado en los seis años que lleva en la MLB. El récord iniciando es 10 en fila.

Jardín izquierdo: Corey Dickerson, quizá la mejor historia, pues este año salvó 16 carreras y antes en toda su carrera acumulaba ocho. Dio un gran salto.

Jardín central: Ender Inciarte por tercera vez.

Jardín derecho: Nick Markakis, otra selección inesperada por la solidez de Jason Heyward.

Receptor: Yadier Molina, por novena vez, solo detrás de Iván Rodríguez (13) y Johny Bench (10).

Lanzador: Zack Greinke, quien tiene cinco al hilo, igualando la marca de Greg Maddux.

Liga Americana

Primera base: Matt Olson, primer ganador de Oakland desde Mark McGwire en 1990.

Segunda: Ian Kinsler y esta posición ha tenido a cinco ganadores diferentes en los últimos cinco años.

Short: Andrelton Simmons por cuarta vez, empatado con Ahmed con 21 carreras salvadas.

Tercera: Matt Chapman, líder de las Mayores con 28 carreras salvadas.

Jardín izquierdo: Alex Gordon por vez sexta.

Jardín central: Jackie Brandley Jr. con su primera guante.

Jardín derecho: Mookie Betts por tercer año en fila y con 83 carreras salvadas en los últimos tres años en el rincón derecho, mientras su más cercano perseguidor lleva 35.

Receptor: Salvador Pérez lo ganó por quinta ocasión, uniéndose a un grupo de únicamente siete enmascarados que lo han hecho.

Lanzador: Dallas Keuchel, quien es agente libre y tiene una distinción adicional para darle más valor a su próximo contrato.

La entrada Chapman, Arenado y Molina encabezan a ganaron de Guantes de Oro aparece primero en La Prensa.

Una noche en el paraíso: nuevo libro de Lucía Berlin sobre la “belleza y el dolor”

La autora estadounidense Lucia Berlin escribió en la década de los ochenta y los noventa una serie de relatos inspirados en su vida, “historias verdaderas” que la editorial Alfaguara publica por primera vez en español en el volumen Una noche en el paraíso.

El libro llegará a las librerías españolas este mes de noviembre, dos años después de la publicación de Manual para mujeres de la limpieza (Alfaguara), una colección de relatos que sacó del olvido a esta autora, conmovió a los lectores y se convirtió en todo un éxito de crítica y ventas.

Lea: El fin de la I Guerra Mundial, “herencia sangrienta” y presagio de un nuevo desastre

Ahora, Una noche en el paraíso recopila nuevos relatos inéditos en español sobre la infancia, la familia, la rutina, la vida laboral, la esperanza y la desesperanza de la escritora de Alaska fallecida el día de su cumpleaños en 2004 en Marina del Rey, California (EE.UU).

Se trata de un volumen de 22 historias para las que Berlín (1936-2004) se inspiró en sus propios recuerdos de su infancia en pueblos mineros de Idaho, Kentucky y Montana; de su estancia en El Paso, Nueva York, California y México, o de su adolescencia en Santiago de Chile.

“Justo estaba floreciendo. En otros países el árbol se llama mimosa o acacia, pero en Chile se llama Aromo. La palabra tiene la suavidad de las flores amarillas que alfombran los patios”, narra al inicio del relato Andado. Un romance gótico.

Además: Por qué los antiguos griegos pensaban que las matemáticas eran un regalo de los dioses

Berlin, cuyo “peculiar estilo” literario se comparó con el de Raymond Carver, Charles Bukowski o Grace Paley, tuvo, según la editorial, la “singular capacidad para representar la belleza y el dolor de las rutinas” en su obra, destacada por su “extraordinaria honestidad, su magnetismo, la familiaridad de sus personajes y su sutil pero abrumadora melancolía”.

Su hijo mayor, Mark Berlin, es el autor del prólogo del libro en el que la escritora recrea historias en torno a su familia o su alcoholismo, con el que tuvo que “luchar contra la verg enza de ese estigma” pero que superó en sus últimas dos décadas, en las que produjo “lo mejor de su obra”.

“Mi madre escribía historias verdaderas; no necesariamente autobiográficas, pero por poco. Las historias y los recuerdos de nuestra familia se han ido modelando, adornando y puliendo con el paso del tiempo, hasta el punto de que no siempre sé con certeza qué ocurrió en realidad”, explica sobre la obra de su madre, una mujer “rebelde” con un “arte extraordinario”.

A lo largo de su vida publicó 76 cuentos

Lucia Berlin escribió sus primeros relatos a los 24 años en las revistas The Atlantic Monthly, New American Writing, The New Strand o The Noble Savage, creada por Saul Bellow y Keith Botsford.

A lo largo de su vida publicó 76 cuentos, la mayoría de ellos editados por Black Sparrow en los volúmenes So Long: Stories 1987-1992 (1993), Where I Live Now: Stories 1993-1998 (1999) o Homesick: New And Selected Stories (1990), por el que obtuvo el American Book Award.

Para Una noche en el paraíso, la cuentista se inspiró también en sus tres matrimonios fallidos y los puestos de trabajo, que desempeñó para mantener a sus cuatro hijos, como enfermera, telefonista o profesora de escritura en varias universidades y en una cárcel.

“Debería haber cogido aquel trabajo ensartando perlas para collares. Trabajar para un médico, bueno, es a vida o muerte todo el día. Voy volando de un lado a otro, un verdadero ángel misericordioso. O un gul”, escribe en Hijas.

En 280 páginas, el libro reúne los relatos: Lead Street, Albuquerque,”Navidad. Texas. 1956, Tiempo de cerezos en flor, La Barca de la Ilusión, Las (ex)mujeres, El Pony Bar, Oakland,”Perdida en el Louvre o Día de lluvia.

La entrada Una noche en el paraíso: nuevo libro de Lucía Berlin sobre la “belleza y el dolor” aparece primero en La Prensa.

El fin de la I Guerra Mundial, “herencia sangrienta” y presagio de un nuevo desastre

La proximidad del centenario del fin de la I Guerra Mundial ha llevado en Alemania a una revisión de ese momento, en que se multiplicaron los sueños utópicos pero también se sentaron las bases para catástrofes posteriores.

Un dibujo de Paul Klee, titulado El cometa de París y fechado en 1918, muestra a un equilibrista que camina sobre una cuerda floja con el suelo de la capital francesa por debajo de él -se reconoce la Torre Eifel- y con dos cometas que pasan por encima de su cabeza.

“Ese dibujo me iluminó para saber qué tipo de testimonio buscaba para mi libro, buscaba testimonios de equilibristas que estaban en 1918 y en los años posteriores entre la utopía y la dura realidad”, explicó, en una reunión con la Asociación de la Prensa Extranjera, el historiador Daniel Schünpflug.

Schünpflug acaba de publicar un libro titulado Kometenjahre (Años de cometa) que se centra en el fin de la guerra y apunta a los desarrollos de los años siguientes a partir de testimonios de personajes de diversas índole.

Artistas, como Klee, protagonistas claves del final de la guerra como el negociador alemán Mathias Erzberg, o futuros criminales nazis como el posteriormente comandante del campo de exterminio de Auschwitz Rudolf H , tienen la palabra durante el libro.

Schünpflug señala que el fin de la I Guerra y los años posteriores suelen ser vistos como una especie de prólogo a lo que vendrá después, que pasa por la crisis de 1929 y desemboca en el ascenso del nazismo, en Auschwitz y en la II Guerra Mundial.

Sin embargo, tanto a él como a otros autores de libros recientes han querido ante todo resaltar que en el momento del fin de la guerra hubo ante todo un momento de visiones utópicas y de esperanza y, también, que, con la proclamación de la República de Weimar, se fundó la tradición democrática alemana.

Todo eso ha sido oscurecido por lo que ocurrió después, lo que explica, en parte, que el fin de la I Guerra Mundial no sea un tema recurrente en Alemania, a diferencia de lo que ocurre con el fin de la II Guerra Mundial.

La lucha de los sueños, como se titula una serie del canal francoalemán Arte sobre el fin de a I Guerra Mundial, fue una oposición entre proyectos utópicos de diversa índole

Schünpflug, cuyo libro fue unas de las fuentes de la serie de Arte, advierte que, cuando se habla de utopías, no se deben pensar sólo en los proyectos utópicos que desde nuestra mentalidad actual vemos como algo positivo.

“También había utopías de derechas que desembocaron en el fascismo y en el nacionalsocialismo”, dijo Schünpflug.

LA PRENSA/ISTOCK/Libro/ Kometenjahre (Años de cometa)

Una “herencia sangrienta”

Otro historiador, Robert Gerwarth, habla, en su obra Los vencidos, de una “herencia sangrienta” de la I Guerra Mundial, especialmente en el centro y en suroeste de Europa donde su multiplicaron las confrontaciones violentas de diversos grupúsculos.

En 1918, como en 1989 tras la caída del muro de Berlín, el triunfo de la democracia parecía imponerse en toda Europa. como lo ha señalado Gerwarth.

“En 1934 sólo quedaban unas pocas democracias”, recordó Gerwarth. en una entrevista que con el diario “S ddeutsche Zeitung”.

Schünpflug también establece comparaciones entre 1918 y 1989 y los años posteriores a las dos fechas.

“En 1989 se habló incluso del fin de la historia, después vinieron la guerra de los Balcanes, la primera guerra del Golfo, Al Qaeda, la crisis de Lehman Brothers y el Estado Islámico”, dijo Schünplug.

“Los movimientos extremos surgen otra vez en toda Europa. Hay una similitud estructural pero las circunstancias son diferentes por lo que no se debe caer en el alarmismo”, agregó.

En primer lugar, la crisis económica permanente de la época de entreguerras tuvo unas dimensiones y unas repercusiones sociales ante las que “nuestra crisis financiera parece un juego de niños”, según Schünpflug.

Por otro lado, la guerra había dejado una disposición psicológica a la violencia que no existe actualmente en Europa, además de que que tampoco existen las fuerzas paramilitares de entonces, actores de la “herencia sangrienta” de la que habla Gerwarht.

La entrada El fin de la I Guerra Mundial, “herencia sangrienta” y presagio de un nuevo desastre aparece primero en La Prensa.

Autoconvocados muestran la crudeza de la represión orteguista en Madrid

Los muertos, los heridos, el sufrimiento de las madres, la represión del régimen orteguista. Todo en una muestra fotográfica: “La Nicaragua Insurrecta”, que será presentada esta semana en Madrid.

La situación que sufre Nicaragua desde el pasado 18 de abril por parte del régimen orteguista y que ha dejado más de 400 muertos, según organismos de derechos humanos, sigue dándose a conocer por todo el mundo. Esta semana, en Madrid, un grupo de autoconvocados que se encuentran en diversas ciudades de Europa, realizan diversas actividades para visibilizar lo que ocurre en el país.

Puede interesarle: ANPDH: Represión de Ortega en Nicaragua ya provoca 481 muertes

La muestra fotográfica “La Nicaragua Insurrecta”, en la que participan varios fotógrafos y donde se expone la dureza de la represión del régimen, estará de este lunes 5 de noviembre hasta el jueves 8, en Matadero Madrid, en el II Foro Mundial sobre las Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia y la Paz. Este foro es el más relevante a escala mundial sobre paz en las ciudades.

La muestra está compuesta por 30 fotografías de fotógrafos nicaragüenses, entre ellos Jorge Mejía, Jader Flores, Óscar Navarrete, Esteban Félix, Oswaldo Rivas, Carlos Herrera y Diana Ulloa .

Imagen de la muestra La Nicaragua Insurrecta. Aquí las madres afuera de la cárcel El Chipote exigiendo la liberación de sus hijos que fueron encarcelados injustamente en operaciones de limpieza o en las protestas que se han realizado desde el 18 de abril contra el régimen dictatorial de Ortega Murillo. Óscar Navarrete / LA PRENSA.

“Presentamos nuestra propuesta de la exposición fotográfica bajo el nombre SOS  Nicaragua Madrid, organización que cuenta con más de 2,000 miembros residentes de todas las capitales europeas, y fue aceptada por el foro”, dijo el activista Silvio Prado, miembro de SOS Nicaragua Madrid, quienes realizan manifestaciones, plantones en las calles y en entidades españolas y europeas para visualizar la situación del país, así como actividades para recoger dinero y ayudar a los nicaragüenses.

“Las imágenes muestran la crudeza de la represión. Jóvenes universitarios y población en general, herida, muerta. Lo que queremos es que la sociedad española sepa a través de las fotografías cómo ha sido de cruel la represión”., dijo Tamara Morales, periodista nicaragüense residente en España.

Esta muestra anteriormente había sido expuesta en  Zaragoza, Bilbao, La Coruña, Valencia y Sevilla. Según Prado, después del foro, estará en cinco lugares distintos de Madrid, uno de ellos Teatro del Barrio del 12 al 16 de noviembre.

Conversatorio

El día 6 de noviembre a las 7:00 p.m. (hora local) en la Casa La Ingobernable habrá un conversatorio sobre “La traición a la revolución, perspectivas feministas de la crisis política en Nicaragua”. Tres mujeres del Movimiento Feminista estarán al frente de ello, Yerlin Aguilera, Bertha Sánchez y Geni Gómez.

 

La entrada Autoconvocados muestran la crudeza de la represión orteguista en Madrid aparece primero en La Prensa.

Por qué los antiguos griegos pensaban que las matemáticas eran un regalo de los dioses

Las matemáticas apuntalan tanto de nuestro mundo moderno que es difícil imaginar la vida sin ellas, pero ¿de dónde vienen exactamente? ¿Nos las inventamos o es algo que descubrimos?

Los antiguos griegos no tenían dudas al respecto.

Al filósofo Pitágoras y sus seguidores los cautivaba tanto los patrones matemáticos que creían que los números eran un regalo divino, y parte de su fascinación era resultado de sus experimentos con la música.

Con ellos, descubrieron patrones que vinculaban los sonidos y sus relaciones con las proporciones numéricas de las que dedujeron la hermosura y lo placentero de la música.

Para ellos, eso no podía ser coincidencia: era una ventana a los mundos de los dioses.

Matemática armoniosa

“Cualquier sonido que escuches es producido por algo que se está moviendo. Si haces que la cuerda se vibre, produce un sonido”, le explica el matemático y músico Ben Sparks a la BBC.

Pitágoras (c 560-c 480 a.C.) demostrando la relación matemática reconocida entre la longitud de la cuerda vibrante, la columna de aire o el tamaño del instrumento de percusión y las notas de escala musical. Tallado de Theo Gafurius ‘Theoricum opus musicae disciplinae’, 1480. Getty Images

“Lo que notaron los griegos es que puedes hacer que la cuerda vibre dos veces más rápido, reduciendo su longitud a la mitad”.

Entonces, si tocas la cuerda tensa, produces una nota. Si la vuelves a tocar pero pinzando la cuerda en el medio, inmovilizas parte de ella y sólo vibra la otra mitad, que producirá otra nota parecida pero definitivamente diferente.

“Eso es lo que llamamos una octava“, señala Sparks.

“En la octava, la relación de frecuencias es de 2:1”.

¿Habrá otras fracciones que suenen bien?, se preguntaron los griegos. Y efectivamente encontraron que otras divisiones de la cuerda en proporciones progresivas, producían sonidos considerados hermosos y bien proporcionados.

Sonidos como la quinta justa, en la que la proporción es de 3:2, es decir que la nota alta es dos tercios la longitud de la nota baja.

Pero, ¿qué sucede cuando tocas algo que no es una de esas fracciones ordenadas?

“Cuando las notas no están en estas proporciones simples, tendemos a notarlo aunque no estemos al tanto de las matemáticas”, asegura Sparks.

Los griegos encontraron que al pulsar otros fragmentos de la cuerda -demasiado próximas o mucho más lejanas y en una proporción difícil a la nota fundamental- producían sonidos desagradables a sus oídos.

En la quinta justa, el artista toca la cuerda primero sin interferir con sus dedos y luego apretando la cuerda 1/3 más abajo, de manera que sólo vibre el resto. BBC

¿Por qué razón otra existirían esos patrones si no para revelarnos el reino de los dioses?, pensaban los pitagóricos.

La música del Cosmos

“Para Pitágoras y sus seguidores, era importante descubrir el principio que ordenaba todo y lo encontraron en los números”, le dice a BBC Mundo el comentarista musical Ricardo Rozental.

“Explicaron las proporciones en las que se podían producir sonidos agradables y con los que era posible hacer una música que gustara al oído y, en consecuencia, favoreciera al espíritu y la inteligencia“.

La paciente observación del cielo arrojó conclusiones similares respecto del movimiento de los planetas y las estrellas, que no discurrían al azar sino en ciertos patrones que pudieron explicarse con proporciones numéricas.

La antigua teoría de la Musica Universalis o la armonía de las esferas, que sostiene que los planetas se mueven de acuerdo con las ecuaciones matemáticas y por lo tanto resuenan para producir una sinfonía inaudible, se la debemos a los pitagóricos. Getty Images

“La conclusión apoyó la idea de que los movimientos de los cuerpos celestes y los sonidos placenteros se relacionaban de la misma manera, es decir, por las mismas proporciones matemáticas”, agrega el experto.

“De allí la noción de cosmos como el todo ordenado según un mismo patrón explicable numéricamente”.

Las bajas pasiones

Una bella melodía que empleara las notas correctas, para los antiguos griegos, era así porque en ella se habían empleado adecuadamente las proporciones numéricas que se encontraban en consonancia con los astros.

Las relaciones entre lo más grande y lo más pequeño actuaban en conjunto y hacían posible comprender el principio que lo juntaba todo de la forma ordenada y armoniosa en que operaba.

Entonces, ¿cómo se explicaban los sonidos desagradables?

Pitágoras, con su música y sus cuerpos celestes, en perfecta armonía. Getty Images

“Como también era posible producirlos, los pitagóricos entendieron que deberían evitarse puesto que eran capaces de producir consecuencias tremendas en quienes los escucharan, ya que alterarían el buen equilibrio del cuerpo y la mente y estarían por fuera de las leyes del ordenamiento cósmico”, dice Rozental.

“Así que dedujeron que las bajas pasiones, la ira y la violencia podían excitarse por este medio, así como el sosiego y la tranquilidad podían inducirse mediante una música armoniosa y dulce”.

Diabolus in musica

Mucho siglos después, cuando el cristianismo había adoptado numerosos principios originados en la cultura griega y en la medida en que la práctica de la liturgia incorporó una diversidad de música, ciertos aspectos desagradables para el hábito auditivo -como el empleo de notas a distancia de segunda- se consideraron malévolos y por tanto, se excluyeron de los cánones musicales de la iglesia.

“Su empleo habría sido la intervención de lo diabólico. Resultaba necesario excluirlas, para evitar la presencia del diablo en la iglesia y en la mente y el espíritu de sus seguidores”, cuenta el experto.

La influencia de Pitágoras se sintió durante siglos en la música. Getty Images

Todavía para el siglo XIX, algunas de estas ideas provenientes del siglo VI a.C. seguían en práctica.

“El violinista Nicoló Paganini es bien conocido por emplear lo que en latín se denominó como el diabolus in musica, unos acordes llamados también tritonos, que pertenecían a la práctica excluida por las reglas de lo bien ordenado”, señala Rozental.

“No obstante, Paganini fue un favorito del público y contribuyó a debilitar ciertos temores asociados con lo que se consideraba bello y consonante, feo y disonante, cósmico y caótico, divino y demoníaco”.

Nuestro oído y gusto musical admiten hoy una mayor diversidad numérica que la antiguamente propuesta por los griegos y apreciamos la amplitud del sonido como parte de un cosmos en expansión.

El origen de las matemáticas

Los gustos cambiaron, pero los patrones que encontraron los griegos, no.

Poesía y música: Las nueve musas inspiran a Arión, Orfeo y Pitágoras, con la ayuda de la fuente de toda armonía. Una miniatura de ‘Liber Pontificalis’, manuscrito del siglo XIII. Getty Images

Los pitagóricos no fueron los primeros en usar algún tipo de matemáticas.

Hay algunas pruebas de que las marcas encontradas en huesos de la era del Paleolítico Superior hace 37.000 años fueron talladas y usadas para contar.

Sin embargo, fueron los primeros en buscar patrones.

Y lo que encontraron parece indicar que las matemáticas están a nuestro alrededor y son algo que descubrimos, una parte fundamental del mundo en el que vivimos.

Para ellos, las matemáticas eran tan reales como la música y eran más geniales y elegantes que cualquier cosa que la mente humana pudiera llegar a concebir.

Pero, fue lo que dijo una de las figuras más importantes de la Antigua Grecia sobre el origen de las matemáticas lo que aún hoy es la base de lo que creen muchos matemáticos.

La próxima semana: ¿Qué pensaba el filósofo Platón sobre las matemáticas?

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

La entrada Por qué los antiguos griegos pensaban que las matemáticas eran un regalo de los dioses aparece primero en La Prensa.

Decenas de antimotines asedian la Catedral de Managua

Decenas antimotines y policías orteguistas en camionetas, buses y motos se apostaron desde tempranas horas de la mañana de este domingo en los alrededores de Catedral de Managua, con el objetivo de intimidar a los fieles que asisten a las homilías dominicales.

Mientras el sacerdote rector de Catedral, monseñor Luis Herrera, realizaba la misa, también empleados del gobierno se ubicaron en las afueras de la Dirección General de Ingresos (DGI), protegidos también por policías y motorizados.

Además:  Quitaron cruces de Catedral de Managua

Desde hace dos fines de semana, de manera pacífica y cargando banderas azul y blanco, cientos de ciudadanos han asistido a las homilías para orar y demandar por justicia, libertad y expresar su apoyo a los Obispos del Episcopado y a la Iglesia Católica.

Antimotines asedian Catedral de Managua en sus alrededores, mientras el padre Luis Herrera, celebra eucaristia. @laprensa pic.twitter.com/Xf2XvDsnBc

— Emiliano Chamorro Mendieta (@EmilianoCHM69) 4 de noviembre de 2018

El domingo pasado, los autoconvocados trasladaron el memorial de las víctimas (las cruces) a la Catedral de Managua, dado que las turbas del gobierno en complicidad con la policía orteguista las quitan de la rotonda Jean Paúl Genie, un lugar símbolo de las protestas pacíficas.

Sin embargo, un día después las cruces habían desaparecidos de los predios de Catedral y de acuerdo al sacerdote rector de ese templo, desconocen quienes arrancaron las cruces.”Las cruces ya no amanecieron (el lunes pasado) No sabemos qué pasó. Desaparecieron”, explicó  el sacerdote a LA PRENSA.

Propagandistas del régimen han amenazado con tomarse la Catedral de Managua argumentando que ellos también “son católicos”.

Puede interesarle: Catedral de Managua se convierte en un templo para recordar a los muertos por la represión

 

La entrada Decenas de antimotines asedian la Catedral de Managua aparece primero en La Prensa.